top of page
Buscar
  • Foto del escritorRaíces & Brotes España

Protegiendo los ecosistemas africanos desde un municipio de Valencia

Actualizado: 1 mar 2023

Cada día de nuestra vida realizamos acciones que tienen un impacto en el planeta. Afortunadamente podemos elegir qué tipo de impacto queremos dejar. Esto lo saben bien l@s estudiantes de 1º de la ESO del instituto valenciano IES Massamagrell que, durante el curso pasado, llevaron a cabo un proyecto con el objetivo de conocer y difundir las implicaciones ambientales y sociales del uso de los teléfonos móviles, para después buscar una solución.

Así, un total de 175 alumn@s, junto a docentes y familias del centro educativo, se sumaron a nuestra campaña de reciclaje de móviles, Movilízate por la Selva, para marcar la diferencia en la vida de las comunidades africanas, sus ecosistemas y las especies que habitan en ellos.


El proyecto “Minerales de sangre” pretendía abordar la problemática de los minerales con los que se fabrican los móviles y la contaminación ambiental ligada a su extracción, así como las posibles maneras de hacer algo al respecto. “Éramos conscientes de que cada vez los móviles duran menos y de que los materiales con los que están hechos son muy perjudiciales para el medio ambiente. Por tanto, propusimos al alumnado trabajarlo en un proyecto para que pudieran colaborar”, nos cuenta Lola Salcedo, una de las docentes del instituto.

La propuesta tuvo una gran acogida por parte del alumnado y por grupos se pusieron en marcha. La primera actividad del proyecto era investigar los minerales necesarios para fabricar los dispositivos electrónicos de bolsillo, como los móviles. Después, investigaron acerca de las minas de donde se extraen estos minerales y sus implicaciones a nivel social y ambiental. Les impactó principalmente el conflicto del coltán. “Toda la muerte que lleva asociada alrededor de la obtención de los minerales necesarios para hacer móviles. La destrucción del medio ambiente, de armas, de personas, y sobre todo de niños…”, explica la alumna Natalia.

Igualmente, los grupos prepararon una encuesta sobre el uso de los móviles para luego interpretar los datos recogidos. Descubrieron que los menores de 18 años tenían un teléfono de menos de un año y que su anterior móvil también tenía menos de un año cuando lo cambiaron. Y, por lo general, cuando hacían el cambio, el móvil anterior quedaba guardado en un cajón de casa.


Nos dimos cuenta también de que unas tres cuartas partes de los encuestados no sabía qué es un dispositivo fuera de conflictos. Existe un gran desconocimiento sobre ello, lo que justifica nuestro proyecto”, agrega Elena, otra de las alumnas del IES Massamagrell.

Por ese motivo, tras toda la investigación, l@s estudiantes dieron difusión a su proyecto preparando posters que expusieron en el vestíbulo del instituto y realizando comunicaciones por todas las aulas del centro. Además, el ayuntamiento de Massamagrell les invitó a exponer su trabajo en el proyecto europeo “Key to EU”, unas jornadas celebradas en el municipio a la que asistieron representantes de varios países, entre ellos, Hungría, Alemania, Albania, Bulgaria, Grecia, Polonia, República Checa, España e Italia.


El siguiente paso era… ¡implicarse pasando a la acción! Para ello, organizaron una recogida de móviles en el instituto y el municipio para colaborar con nuestra campaña “Movilízate por la Selva”. En total, recogieron hasta 100 teléfonos móviles para su reciclaje y consiguieron apadrinar a tres chimpancés del Centro de Rehabilitación de Chimpancés en Tchimpounga del IJG, un factor que motivó aún más si cabe al alumnado.


“En cuanto nos dijeron que podíamos ayudar a los chimpancés, incluso que podíamos apadrinar alguno de ellos, todos quisimos colaborar con esa ONG. Y eso es, además de porque es un tema bastante interesante, porque se siente muy bien que desde tan lejos podamos ayudar a los chimpancés dando algo tan simple como un móvil que ya no usamos”, reconoce la alumna Laura.

María Vallés, profesora del instituto valenciano, señala que están muy content@s con la campaña. “El objetivo principal era dar a conocer qué son los minerales de sangre y la problemática que los envuelve. De eso, podemos estar bien orgullosos, porque no creíamos que llegaríamos a tantas personas”.


El profesorado también está convencido de que este proyecto les ha cautivado y hecho aprender mucho. “Indagar en esta situación les ha hecho conocer las repercusiones sociales y ambientales que supone la extracción del coltán con el que se elaboran los dispositivos móviles que forman parte de su día a día. Les ha hecho ser conscientes de las implicaciones que nuestras acciones pueden tener sobre problemas graves y complejos que suceden lejos de nuestros hogares y de los que en muchos casos desconocemos. Además, les habrá hecho pensar y ser críticos con sus hábitos de consumo y con el reciclaje de la tecnología. Esperamos haber fomentado su sensibilidad moral”, declara la maestra Nerea Soriano.



L@s estudiantes lo confirman: “Hemos observado los diferentes problemas que conlleva la utilización de dispositivos móviles. Queremos contribuir y ayudar al medio ambiente y a la humanidad dentro de lo que podamos”, asegura Joel. Al igual que su compañero Andrei: “Si reciclamos nuestros terminales y alargamos su vida útil, reduciremos la contaminación. Adquiriendo móviles fuera de conflicto, denunciando y difundiendo la problemática que hay en países como el Congo, ponemos nuestro grano de arena para que ellos tengan una vida mejor”.


Desde el IES Massamagrell quieren seguir llevando a cabo iniciativas de estas características y desean que estas pequeñas acciones sirvan como inspiración a otras personas. Porque, según su profesora Patricia Serena: “La clave para que el alumnado se implique no solo en esta actividad, sino en todas, son las emociones. No hay aprendizaje sin emoción. Lo que intentamos es que el alumnado sea partícipe del mundo en el que vivimos, que vean que estos problemas ambientales y sociales, aunque parezcan lejanos, nos afectan a tod@s. Pero lo más importante es que vean que pueden hacer algo por mejorar la situación. Aunque sea una acción que parezca pequeña, muchas acciones pequeñas pueden conseguir grandes resultados. La motivación que sienten al entender que pueden proporcionar soluciones a los problemas actuales y la empatía que este tipo de trabajo despierta en ellos y en ellas, son las claves para su gran implicación”.



En Raíces & Brotes estamos encantad@s de que se hayan sumado a nuestra campaña "Movilízate por la Selva" y de ver cómo sus acciones están marcando la diferencia y teniendo un gran impacto positivo a kilómetros de distancia.


Y si os habéis quedado con ganas de saber más sobre el proyecto, aquí os dejamos un breve vídeo sobre él contado por l@s mism@s alumn@s.



¡Muchas gracias a tod@s por vuestro compromiso por hacer del mundo un lugar mejor para las personas, el resto de animales y el medio ambiente!


120 visualizaciones0 comentarios
bottom of page