top of page
Buscar
  • Foto del escritorRaíces & Brotes España

Un centenar de personas nos juntamos en Madrid para decir #NoALasGranjasDePulpos


El pasado domingo 3 de septiembre convocamos una acción de protesta en Madrid, junto a Anima Naturalis, Acción Océanos, Eurogroup for animals, Greenpeace y Ecologistas en Acción, para detener la apertura de la granja de pulpos que la empresa Nueva Pescanova quiere abrir en Las Palmas de Gran Canaria.


A pesar de la alerta roja por lluvias, un centenar de personas de distintas ciudades del país nos reunimos frente al Congreso de los Diputados para llamar la atención a las autoridades acerca de las consecuencias que puede traer este tipo de explotaciones y exigir una ley europea que las prohíba, por ser innecesariamente crueles con los pulpos y poco sostenibles.

Por un lado, los pulpos son seres inteligentes y sintientes, y estas granjas no podrán ofrecer las condiciones que necesitan y merecen para su bienestar.


Por otro lado, el impacto ambiental de este tipo de explotaciones es altísimo, con contaminación por el uso de compuestos químicos como fertilizantes, alguicidas, antibióticos o desinfectantes. Unas consecuencias que no afectarán solo a la zona en la que se sitúa la granja, sino a muchas otras, incluso muy lejanas, comunicadas por las corrientes marinas.

Uno de los argumentos en los que se apoya Nueva Pescanova para la construcción y apertura de esta granja es que permitirá recuperar las poblaciones de pulpos salvajes en sus ecosistemas. No obstante, Greenpeace España señaló que existen otras formas de hacerlo. “La cría en cautividad de pulpos no es la solución para la sobreexplotación de las poblaciones salvajes, como nos intenta hacer creer la industria. Los pulpos se alimentan de pescado y harina de pescado, por lo que se generaría una sobreexplotación de otros recursos pesqueros que contribuiría, además, a la degradación de los ecosistemas marinos. La verdadera solución es realizar una evaluación y gestión pesquera de las poblaciones de pulpo para que los stocks se recuperen”, afirmó Marta Martín-Borregón, responsable de océanos de la organización.

En el mismo sentido se pronunció también Ecologistas en Acción. “Es sencillo desmentir uno de los argumentos que defiende Nueva Pescanova de que la producción de pulpos en cautividad beneficiará a las poblaciones de pulpos salvajes. Basta con responder a esta pregunta: ¿han mejorado el estado de las poblaciones de pulpo salvaje en nuestras costas gracias al incremento de la oferta desde que importamos pulpo de Marruecos o Mauritania? La respuesta es un no rotundo. Las poblaciones de pulpo salvaje que habitan nuestras costas se encuentran en mal estado entre otras causas por la sobrepesca, la pesca ilegal y la pesca de individuos de talla pequeña, para lo que es necesario la mejora de la vigilancia y el control de las vedas o las tallas mínimas, la lucha contra la pesca ilegal y la protección de los hábitats naturales preferentes de desove y cría de la especie”, explicó Cecilia del Castillo, portavoz de Ecologistas.

Desde que lanzamos la campaña #NoALasGranjasDePulpos el pasado mes de octubre con Acción Océanos, nuestro objetivo es evitar este tipo de granjas con una ley europea que las prohíba. Por eso, el pasado mes de mayo también nos concentramos en Madrid junto a científicos, ecologistas y otras organizaciones defensoras de los animales con el mismo fin.


Si queréis ayudarnos a conseguirlo, os recordamos que podéis firmar nuestra petición, difundir nuestra campaña y participar en las acciones de protesta que llevemos a cabo junto a otras organizaciones para seguir dando voz a los pulpos y el medio ambiente.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page